Gamuza Nicopoly Tipo Nicopoly Ecocuero Mostaza Chaqueta Detalle ffAwqxWnUp

Article (PDF Available)  · December 2017 with587 Reads
Abstract
La tecnología blockchain o “cadena de bloques” es una oportunidad que se revela en el contexto de una sociedad digitalmente modificada para acelerar los procesos de desintermediación, descentralización y desinstalación a favor de los individuos y su acceso a productos y/o servicios. En este sentido, este documento explora algunos elementos de su implementación, así como los retos de seguridad y control, con el fin de establecer una reflexión base que llame la atención sobre las actuales y futuras lecciones propias de la inevitabilidad de la falla en esta tecnología.

Full-text (PDF)

Available from: Jeimy J. Cano M. , Dec 12, 2017
No. 145 Octubre - Diciembre 2017 ISSN 0120-5919
REVISTA SISTEMAS No. 145
BLOCKCHAIN: REFLEXIONES Y RETOS EMERGENTES
Tarifa Postal Reducida Servicios Postales Nacionales S.A. No. 2015-186 4-72, vence 31 de Dic. 2017
Calle 93 No. 13 - 32 of. 102
Bogotá, D.C.
www.acis.org.co
Calle 93 No. 13 - 32 - Oficina 102
T eléfonos: 6161407/09 - 3015530540
cursos@acis.org.co - acis@acis.org.co
www .acis.org.co
X V I Jornada de Gerencia de
Proyectos de T I
Cada año trae nuevos desafíos impuestos por el ritmo acelerado de la innovación y el
avance disruptivo de la tecnología. Estos desafíos están presentes tanto en las
organizaciones, que se enfrentan a una inevitable renovación de sus estrategias,
como para los usuarios y beneficiarios de dichas estrategias que deben descubrir
nuevas formas de hacer las cosas.
Al igual que lo hace un director de orquesta al garantizar que todos los músicos tocan
la melodía correcta en el momento oportuno, así mismo los directores de proyecto
buscan garantizar la gestión correcta de sus proyectos. Para lograrlo, los directores
de proyecto utilizan una gran variedad de instrumentos y herramientas, que bien
utilizadas pueden generar una melodía agradable al oído.
Este año la XVI Jornada de Gerencia de Proyectos de TI tratará diversos aspectos de
la gerencia de proyectos y la transformación digital. Transformación que nos entrega
esa variedad de instrumentos que requieren de una gestión adecuada, desde
múltiples perspectivas – técnica, estratégica y de liderazgo - para lograr una gestión
integral de proyecto.
Los esperamos en este espacio de encuentro y crecimiento profesional, para
compartir experiencias, discutir sobre los nuevos retos y las diversas formas de hacer
que las cosas sucedan.
Coordinadores Académicos:
Hilda C. Chaparro L, MSc, PMP & Alberto Domínguez, MS c, PM P , P MI AC P
Del 14 al 16 de marzo de 2018
Club de la FAC - Calle 64 # 3B- 21, Bogotá
Más allá de la T ransformación Digital
Editorial
Blockchain, tecnología disruptiva y oportunidad de negocio
Surge un nuevo paradigma que habilita la desintermediación, la descen tralización y la
desinstalación.
Columnista Invitado
En la Blockchain confiamos
La tecnología Blockchain es un mecanismo para depositar la confianz a en algo que
nadie controla, pero que es verificable y conocido por cualquier a, eliminando el doble
gasto.
Investigación
Blockchain en Colombia: perspectivas y algunas tendencias
Este documento contempla un brev e análisis de la encuesta realizada por la Asociación
Colombiana de Ingenieros de Sistemas –ACIS–, sobre blockchain.
Cara y Sello
Tensiones de los cript oactivos
¿Control y poder ejercidos por todos?¿Si la información es de todos, el poder quién lo
ejerce? ¿La tecnología que los soporta va más allá? ¿Por qué son sat anizados y de
pasada la tecnología blockchain que los soporta? V arios consultores, ingenieros de
sistemas y un abogado profundizan en est e entorno invadido por interrogan tes.
Uno
Blockchain: “Cadena de bloques” . Reflexiones sobre seguridad y control
La tecnología blockchain o “c adena de bloques” es una oportunidad que se revela en
el contexto de una sociedad digitalmente modific ada para acelerar los procesos de
desintermediación, descentralización y desinst alación a favor de los individuos y su
acceso a productos y/o servicios. En este sentido, es te documento explora algunos
elementos de su implementación, así como los retos de seguridad y con trol, con el fin
de establecer una reflexión base que llame la atención sobr e las actuales y futuras
lecciones propias de la inevitabilidad de la falla en esta tecnología.
Dos
Blockchain, una mirada a la descentraliz ación de las transacciones y de la
información
Las nuevas tecnologías de la información pueden generar v alor a las empresas e
industrias en una forma disruptiva y , dependiendo de su envergadura y pr oyección de
crecimiento, también cambiar el mundo y la f orma de conectarlo. Blockchain es una de
ellas e incide en el modelo actual de negocios, en industrias como la financiera y de
bienes raíces, generando una mejora en los servicios para brindar ma yor valor a los
clientes.
Tr es
Regulación de blockchain como fenómeno disruptivo
Sin ir más allá de lo poco dicho sobre la necesidad de regulación de las nuevas
tendencias tecnológicas, el presente escrito busca dar una per spectiva general de la
incidencia de blockchain en los nuevos modelos económicos que se sirven de los datos
y la información como activos vitales, primordiales e incluso ex clusivos en su
desarrollo.
4
8
14
22
45
En esta edición
1
SISTEMAS
60
52
Publicación de la Asociación Colombiana de
Ingenieros de Sistemas (ACIS)
Resolución No. 003983 del
Ministerio de Gobierno
T arifa Postal Reducida Servicios Postales
Nacional S.A. No. 2015-186 4-72
ISSN 0120-5919
Apartado Aéreo No. 94334
Bogotá D.C., Colombia
Dirección General
Jeimy J. Cano Martínez
Consejo de Redacción
Francisco Rueda F .
Gabriela Sánchez A.
Manuel Dávila S.
Andrés Ricardo Almanza J.
Emir Hernando Pernet C.
Fabio Augusto González O.
Jorge Eliécer Camargo M.
Editor Técnico
Jeimy J. Cano Martínez
Editora
Sara Gallardo Mendoza
Junta Directiva ACIS
2016-2017
Presidente
Edgar José Ruiz Dorantes
Vicepresidente
Luis Javier Parra Bernal
Secretario
Juan Manuel Cortés Franco
Tesorero
José Libardo Borja Suárez
Vocales
Sandra Lascarro Mercado
Ricardo Munevar Molano
Jorge Enrique Molina Zambrano
Directora Ejecutiva
Beatriz E. Caicedo Rioja
Diseño y diagramación
Bruce Garavito
Impresión
Javegraf
Los artículos que aparecen en esta edición no
reflejan necesariamente el pensamiento de la
Asociación. Se publican bajo la responsabilidad
de los autores.
Octubre - Diciembre 2017
Calle 93 No.13-32 Of. 102
T eléfonos 616 1407 – 616 1409
A.A. 94334
Bogotá D.C.
www.acis.org.co
15
SISTEMAS
Diríjase a la editora de la revista:
Sara Gallardo M.
saragallardo@acis.org.co
¡Escríbanos!
Calle 93 No. 13 - 32 of. 102
Bogotá, D.C.
www.acis.org.co
Revista Sistemas
Asociación Colombiana de
Ingenieros de Sistemas (ACIS)
Editorial
4 SISTEMAS
Estamos avanzando hacia un escena-
rio cada vez más digital, más ágil y
más exigente en el que la convergen-
cia tecnológica se convierte en una
constante para crear posibilidades an-
tes inexploradas, de la mano de las
nuevas demandas de los clientes. Es-
te escenario establece una serie de
tensiones entre las personas, los pro-
cesos, la tecnología y las regulacio-
nes, encaminada a un cambio de para-
digma en la manera de ver el mundo y
a motivar una nueva postura ante las
propuestas discontinuas de hoy y las
que se presentarán en el futuro sobre
la forma en que hacemos las cosas.
Considerando lo anterior , la tendencia
de empoderar cada vez más al cliente
se afianza desde diferentes aspectos y
propuestas, habida cuenta que es él,
quien tiene el interés, la necesidad y la
Surge un nuevo paradigma que
habilita la desintermediación, la
descentralización y la desinstalación.
Jeimy J. Cano M.
Blockchain,
tecnología disruptiva
y opor tunidad
de negocio
5
SISTEMAS
demanda de productos y/o servicios
diseñados a la medida, que cumplan
con sus expectativas dentro de un
marco de trabajo que lo mantenga
siempre “motivado” alrededor de una
propuesta de valor personalizada.
Así las cosas, se plantea una dinámica
económica mucho más descentraliza-
da, con menos intermediarios y varia-
da oferta, que configura un patrón de
comportamiento cambiante en los di-
ferentes participantes de una sociedad
digitalmente modificada. En este senti-
do, los avances tecnológicos como
blockchain encuentran un espacio pri-
vilegiado para conectar a los indivi-
duos como pares, y permitirles la posi-
bilidad de negociar directamente el
bien que representa el valor para los
interesados.
De manera silenciosa, este paradigma
que quiebra los “pasos intermedios” de
los clientes con sus necesidades ha
venido construyendo la confianza ne-
cesaria para establecer un nuevo con-
cepto de transacción segura, en una
red (sin control central) en la que exis-
ten “activos digitales” (generalmente
de interés por muchos clientes) como
pueden ser dinero, acciones, propie-
dad intelectual, música, registros de
estudiantes, entre otros, los cuales se
pueden adquirir y negociar en una for-
ma confiable, dejando un registro de la
transacción que de manera simultá-
nea se anuncia a todos los participan-
tes.
Por tales razones, la presente edición
de la revista Sistemas busca conocer
mejor esta nueva tecnología y estable-
cer un marco general de referencia,
con la participación de profesionales,
académicos e inquietos tecnológicos,
quienes aportan valiosas reflexiones
acerca de la nueva propuesta disrup-
tiva, como lo es la “cadena de blo-
ques”.
Desde la economía de “favores y obli-
gaciones” en “comunidades autosufi-
cientes, pequeñas e íntimas, en las
que sus integrantes se conocían y el
intercambio no generaba conflictos”
como señala nuestro columnista invi-
tado, el abogado Daniel Villarroel Ba-
rrera la sociedad ha atravesado por –,
múltiples caminos en su socialización,
convivencia y la forma de hacer nego-
cios.
Después de una larga trayectoria con
infinidad de alternativas, mecanismos
y figuras, hoy nos encontramos en me-
dio de la tecnología blockchain, iden-
tificada por muchas personas con las
criptomonedas, específicamente el bit-
coin . Tecnología que trasciende el uso
con una serie de aplicaciones de so-
porte para las organizaciones y sus di-
ferentes procesos.
En la entrevista a Edwin Zácipa, direc-
tor ejecutivo de Fintech Colombia, ob-
tuvimos información sobre las accio-
nes más relevantes, los obstáculos su-
perados y el futuro de esta joven enti-
dad que busca convertir a Colombia en
el tercer país más fuerte de la región
en fintech, lo que supone el desarrollo
de nuevas competencias técnicas, ca-
pacidades en innovación y marcos re-
gulatorios que habiliten tales opcio-
nes.
El tradicional foro convocado para ca-
da número fue denominado “T ensio-
nes de los criptoactivos”y reunió a seis
expertos entre consultores, ingenieros
de sistemas y un abogado para profun-
dizar en ese entorno invadido de inte-
rrogantes, entre ellos: ¿El blockchain
6 SISTEMAS
es una opción para crear una nueva
forma de interacción entre las perso-
nas, los productos/servicios y las em-
presas? ¿Las criptomonedas repre-
sentan realmente una disrupción tec-
nológica o una disrupción social?
¿Qué haría falta para que blockchain
sea una tecnología de uso masivo?
¿Son las criptomonedas una nueva
forma de activos que debemos regular
y desarrollar? ¿ Blockchain es real-
mente una opción para lograr nuevas
disrupciones digitales? Si es así, ¿qué
debería pasar? ¿Están preparadas las
organizaciones para potenciar el uso
del blockchain? ¿Qué conocimiento
deben tener los ingenieros para apro-
piarse y desarrollar nuevas opciones
con blockchain?
Las conclusiones del foro más que
plantear respuestas, establecen un
escenario de alternativas para concre-
tar como se sugirió en el debate más – –
pruebas de concepto que hagan tangi-
bles los beneficios y las posibilidades
de esta tecnología dentro de las em-
presas.
Para la investigación se realizó una
encuesta que reunió más de 83 profe-
sionales que constituyeron la muestra
base para conocer la percepción de
las personas del gremio sobre la tec-
nología blockchain. Los resultados
más significativos muestran que esta
tecnología se ve como una disrupción
tecnológica y como una oportunidad
de negocio. Sin embargo, como no se
tiene mucha información sobre la mis-
ma y su estado de madurez es bajo,
aún no logra cautivar a los ejecutivos
de las organizaciones.
Sobre temas específicos varios cola-
boradores nos enviaron sus artículos,
a través de los cuales se analizan algu-
nas de las posturas alrededor de la
tecnología blockchain y su alcance.
Rafael Bettin Díaz se refiere a la des-
centralización de las transacciones y
de la información. Los abogados Iván
Darío Marrugo y Andrés Felipe Contre-
ras se ocupan de la regulación de
blockchain como fenómeno disruptivo.
Y , el suscrito, formula algunas refle-
xiones sobre la seguridad y el control
en la cadena de bloques.
Como se puede advertir, esta nueva
tecnología blockchain aún está en sus
primeras etapas de apropiación y ma-
durez, lo que implica que habrá nue-
vos avances y retos que, tanto los pro-
fesionales de las tecnologías de infor-
mación como las empresas, deben a-
sumir y superar para concretar una
nueva revolución digital en la que la
desintermediación y la descentraliza-
ción configuran una renovada apuesta
orientada al cliente, ofreciéndole ma-
yor información y la posibilidad de de-
cidir con quién cierra un negocio.
Jeimy J. Cano M., Ph.D, CFE . Profesor Asociado. Escuela de Administración,
Universidad del Rosario. Ingeniero y Magíster en Ingeniería de Sistemas y
Computación por la Universidad de los Andes. Especialista en Derecho Disciplinario
por la Universidad Externado de Colombia. Ph.D in Business Administration por
Newport University, CA. USA. Profesional certificado como Certified Fraud
Examiner (CFE), por la Association of Certified Fraud Examiners. Es director de la
Revista Sistemas de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas –ACIS .
7
SISTEMAS
Calle 93 No. 13 - 32 - Ocina 102
T eléfonos: 6161407/09 - 3015530540
acis@acis.org.co
La Asociación Colombiana de Ingenieros
de Sistemas (A CIS), presente en las redes sociales
para servir al sector informático del país y del exterior .
www.acis.org.c o
/acis
/aciscol
/ACIScolombia
@acis_co
/aciscolombia
8 SISTEMAS
Columnista in vitado
En las sociedades antiguas, las perso-
nas no conocían ni manejaban el con-
cepto de dinero, compartían sus bie-
nes y servicios a través de una econo-
mía de favores y obligaciones; eran
comunidades autosuficientes, peque-
ñas e íntimas, en las que sus integran-
tes se conocían y el intercambio no ge-
neraba conflictos. Pero como sabe-
mos, esta economí a no duró para
siempre. Las comunidades fueron cre-
ciendo y ya no era tan sensato el uso
de la economía de favores y obliga-
ciones, y tampoco teníamos la certeza
de la equivalencia de los bienes inter-
cambiados, situación que se tornó ex-
ponencial con el aumento de la densi-
dad poblacional. Lo anterior, aunado al
fenómeno de la especialización gene-
ró el problema de ¿cómo gestionar el
La tecnología Blockchain es un
mecanismo para depositar la
confianza en algo que nadie controla,
pero que es verificable y conocido
por cualquiera, eliminando el doble
gasto.
En la Block chain
confiamos
Daniel Villarroel Barrera
9
SISTEMAS
intercambio de bienes y servicios bajo
1
este contexto?
En una economía con numerosos ac-
tores, productos y servicios, el inter-
cambio de favores y obligaciones, se
convierte en un verdadero nudo gor-
diano al tratar de definir el equivalente
de ca da pro ducto y ser vicio, más,
cuando ya no los vamos a consumir de
manera inmediata. T omando el ejem-
plo de Glyn, si hay 100 artículos dife-
rentes que se truecan en el mercado,
los compradores y los vendedores ten-
drán que conocer 4.950 tasas de can-
je; y si los artículos que se truecan son
1.000, los compradores y los vendedo-
res tendrán que vérselas con 499.500
2
tasas de canje distintas. A esta proble-
mática debe sumarse que, no todos
los días las personas van a querer car-
ne o leche, de ahí que no se puedan in-
tercambiar algunos productos o servi-
cios entre sí, y se dificulte interactuar
en el mercado, hecho sumado a la dis-
tancia geográfica entre los actores.
Al g un a s co m un i da d es i n te n ta r on
crear un sistema de trueque centrali-
zado (ya vamos viendo por dónde va el
asunto), pero la verdadera solución tu-
vo lugar con la creación del dinero, que
surge como una creación mental, co-
mo una nueva realidad de las propias
comunidades, como un medio univer-
sal de intercambio, que permite con-
vertir casi cualquier bien o servicio en
ese medio. Carl Menger, demostró que
el dinero proviene del mismo mercado,
no del Estado. El dinero emerge gra-
dualmente en la búsqueda de una for-
ma ideal de commodity para el inter-
cambio indirecto. En lugar de inter-
cambiar entre sí, las personas adquie-
ren un bien no para consumir, sino pa-
ra comerciar . Ese bien se convierte en
dinero, el commodity más comerciali-
zable. En distintos lugares y distintos
momentos se crearon diversos tipos
de dinero como cualquier forma ideal
de intercambio: conchas, ganado, pie-
les, sal, grano, tela, cauris, cebada, el
siclo de plata, oro, cigarrillos, alcohol
–muchos siguen existiendo de manera
inconsciente–, y la más conocida, la
moneda, pieza estandarizada de me-
tal acuñado.
El uso de metales preciosos, pero prin-
cipalmente razones políticas, motiva-
ron el surgimiento de las monedas, a la
acuñación. Las primeras de la historia,
las hizo acuñar hacia el año 640 a.C. el
rey Aliates de Lidia, en Anatolia. La
acuñación dio lugar a que la autoridad
(la representación del Estado de ese
momento) certificara cuánto metal pre-
cioso contenía la moneda, garantizan-
do así su emisión y contenido, gene-
rando confianza en los actores. La
acuñación era una respuesta al fraude
entre pares, con la que un tercero ga-
rantizaba que el metal precioso que se
3
entregaba fuera genuino y auténtico,
y además, que aquél que falsificara el
dinero fuese perseguido y sancionado.
Adicionalmente, es necesario enten-
der dos realidades del constructo psi-
cológico – nuestra invención mental–
del dinero, que son ciertas desde hace
tiempo, pero siguen distorsionadas en
el imaginario colectivo y en nuestra
realidad:
(i) El metálico (monedas y billetes) es
solo parte del dinero, la más fami-
liar, pero no la principal ni su única
1 David Graeber, Debt: The First 5.000 Years, Brooklyn, N.
Y . MelvilleHouse, 201 1.
2 Glyn Davies, A History of Money: from Ancient Times to
the Present Day, Cardiff. University of W ales Press,
1994.
3 Por ejemplo no hubiera plomo en el lingote de plata.
10 SISTEMAS
forma. Para el caso colombiano, el
dinero en circulación en la econo-
mía corresponde a la denominada
base monetaria. De conformidad
con la información del Banco de la
4
Re bl ic a, l a ba se m one ta ri a
–M3– de Colombia, para agosto de
2017, es de 452.644 miles de millo-
5
nes, de los cuáles existen en circu-
lación, alrededor de 64.176,3 miles
de millones en monedas y billetes,
por lo que realmente, la principal
parte del dinero de nuestras eco-
nomías son exclusivamente bits; y
(ii) El dinero hoy no está respaldado
por oro o algún otro bien, solo con-
lleva confianza (dinero fiduciario o
fiat); en últimas, el dinero es cual-
quier cosa que la gente esté dis-
puesta a utilizar para representar
de manera sistemática el valor de
otras cosas, con el propósito de in-
tercambiar bienes y servicios; y
fu nci on a, po rqu e est am os di s-
puestos como colectividad a acep-
tar ese medio, y confiamos en que
cuando lo usamos, nos lo van a re-
cibir por bienes o servicios, traba-
jando como el sistema de confian-
za mutua más fuerte.
Después de muchos siglos, resurgió la
idea de volver a los orígenes de nues-
tra realidad intersubjetiva, entendien-
do que no era necesario un tercero
administrando de forma centralizada,
que nos ofrecía/vendía confianza, en
el cual tampoco confiábamos tanto y
había cometido tantos descalabros; y
esta idea se plasmó en un paper por
Satoshi Nakamoto, publicado el 31 de
6
octubre de 2008. Para esa fecha se-
guía existiendo la desconfianza en el
intercambio indirecto y las relaciones,
con la diferencia que ahora existe una
herramienta que no tenían los sume-
rios, la tecnología; en este caso, el
Protocolo de Bitcoin .
Bitcoin es una red conformada por ho-
7
jas de cálculo digitales, descentrali-
zadas, alojadas y distribuidas en com-
putadores repartidos por el mundo,
que permite la transferencia de bits de
información seguros y no repetibles,
de una persona a otra, sin importar su
ubicación. Estos bits de información
están garantizados por una forma digi-
tal de título de propiedad –denomina-
da firmas digitales por Satoshi–, para
verificar los derechos de propiedad sin
tener que depender de terceros. Esta
red se llama blockchain (cadena de
bloques) y es supervisada por cada
uno de los usuarios de la red. Cual-
quier persona puede participar en la
red Bitcoin, enviando o recibiendo bit-
coins , o incluso manteniendo una co-
pia de la hoja de cálculo para observar
su funcionamiento. La red es comple-
tamente libre, pública y abierta.
Pero ahora ¿por qué tiene valor el bit-
coin si no deja de ser una base de da-
tos distribuida en miles de computado-
res en el mundo, y en últimas, una se-
rie de unos y ceros? La respuesta está
en que el bitcoin, más allá de los atribu-
tos propios del dinero, es en sí mismo
un sistema de pago. Usualmente, pen-
samos en el peso colombiano y el sis-
8
tema de pago de manera indepen-
diente. T odos estamos acostumbra-
dos a pensar en divisas separadas de
los sistemas de pago, toda vez que de
4 htt p://www. banrep. gov.c o/e s/ag reg ado s-mo net ari os-
crediticios
5 Sin siquiera considerar la economía paralela derivada de
actividades ilegales.
6 https://bitcoin.org/bitcoin.pdf
7 Hoja de cálculo corresponde a la traducción que le
damos a ledger.
8 Por ejemplo PSE, tarjetas de crédito, pasarela, PayPal,
etc.
11
SISTEMAS
nada sirve contar con una moneda, si
no puedo entregarla a alguien con
quien no comparto proximidad geográ-
fica para el correspondiente intercam-
bio de bienes y servicios, para lo cual
requiero un sistema de pago. Además,
los si stemas de pago tradicio nales
presentan dos grandes problemas: (i)
pocas personas tienen acceso a ellos,
y (ii) generan un doble gasto, al reque-
rir de un intermediario.
El protocolo tiene como objetivo elimi-
nar estos problemas, a través de la
unión en la estructura del código, de la
función de dinero con un sistema de
pago. Esta conexión es lo que hace a
Bitcoin diferente de cualquier manifes-
tación de dinero en la historia, pues
agrega la red de pago. La tecnología
permite hacer transacciones digitales,
de forma escalable y global, a través
de criptografía para verificar las tran-
sacciones y salvaguardar la integridad
de los activos subyacentes, sin la ne-
cesidad de la intervención de un terce-
9
ro.
Bitcoin no fue siempre un dinero con
valor. Dos meses después de la publi-
cación del paper, surgió el “Bloque Gé-
10
nesis”, los primeros bitcoins genera-
dos a través del concepto de Satoshi y
guardados en una base de datos, alo-
jada en algunos computadores reparti-
dos por el mundo. El 5 de octubre de
2009, 1.309,03 bitcoins fueron transa-
dos por U SD1. Con el tiempo, los
earlyadopters corroboraron que efecti-
vamente se podía transferir una uni-
dad sin gastar dos veces, que se trata-
ba de un sistema que dependía de la
potencia de los computadores, que es-
to bast aba par a ve rific ar l as t ran-
sacciones y que era posible mover bits
representados en títulos a cualquier
parte del mundo de forma completa-
mente segura, peer-to-peer, sin la in-
tervención de un tercero, poniendo a
disposición de cualquier persona co-
nectada a Internet el libro contable,
con un registro que guarda las can-
tidades, los tiempos y las direcciones
públicas de cada transacción. En últi-
mas, se validó que cada unidad se
con vie rte en un a fo rma di gita l d e
propiedad, que el sistema de pago era
útil, y la contabilidad adjunta era por-
tátil, divisible, segura, fungible, dura-
dera y escasa, llegando a un valor por
11
bitcoin cercano a los USD10.000.
Bitcoin junta las mejores característi-
cas del dinero de la historia, pero aña-
de una red de pago que permite el co-
mercio sin tener que depender de ter-
ceros. Aquí es donde se encuentra el
valor de uso al que se refiere el teore-
ma de regresión de Mises, para expli-
car cómo el dinero adquiere su precio
en términos de los bienes y servicios
que obt iene . S i fu era pos ible que
Blockchain se separara de alguna ma-
nera de bitcoin (algo que no es posi-
ble), el valor del bitcoin caería instantá-
neamente a cero. Entendido lo ante-
rior, debemos precisar que bitcoin no
es lo mismo que Blockchain. Bitcoin
fue el primer y es el más grande caso
de uso de Blockchain, y toda la expli-
cación de Bitcoin pretende dar las lu-
ces de esta tecnología, pero es muy di-
fícil entender Blockchain sin Bitcoin y
ver todas sus aplicabilidades sin en-
tender lo anterior .
Blockchain no es sólo dinero. De forma
sencilla, la tecnología Blockchain con-
9 Basta remitirnos al paper de solo nueva páginas de
Satoshi para entender realmente este sistema de pago.
10 bitcoin en minúscula como el activo o unidad contable que
se transa en Bitcoin-. Bitcoin en mayúscula como el
protocolo u hoja de cálculo.
11 Ahora, cuestión distinta es cuál es el verdadero precio
del bitcoin pero eso da para otro artículo.
12 SISTEMAS
templa cualquier transferencia de in-
formación –cualquier activo– peer to
peer, en una red descentralizada, en la
que la verificación y la validación de
cada interacción o transacción, antes
de su ejecución, es proporcionada por
12
todas las partes en la red, a través de
una hoja de cálculo digital compartida
totalmente en un orden lineal y crono-
lógico, que contiene todas las inter-
acciones y transacciones, denomina-
das en conjunto bloques, mediante un
complejo algoritmo ( hashes encripta-
dos),que usa detalles de Mostaza Gamuza Nicopoly Tipo Nicopoly Ecocuero Chaqueta Detalle todas las
transacciones anteriores.
La tecnología Blockchain ofrece solu-
ciones para los costos y desconfianza
por la centralización e intermediación.
Asimismo, la intervención de terceros
en las transacciones genera proble-
mas frente a la existencia de incenti-
vos desalineados o perversos por es-
tos terceros, que podemos llevar a un
sinfín de áreas como el cumplimiento
del pago de los servicios públicos, el
control de los títulos de propiedad, los
registros públicos o privados, entre
otras.
Pero el asunto no para acá; entendien-
do la posibilidad de contar con una
her rami ent a d esce ntr aliz ada , cu al-
quier acto o intervención nuestra po-
dría adelantarse a través de esta tec-
nología, y se nos ocurrió que no tenía
límite alguno y que nuestra confianza
estaría depositada en algo que nadie
controla, pero que es verificable y co-
nocido por cualquiera, sin ser duplica-
do, alterado ni falseado, con una histo-
ria digital común. Esta tecnología tam-
bién nos abrió la posibilidad a que las
obligaciones de los contratos pudieran
ejecutarse automáticamente, dejando
el activo digital o su representación di-
gital como el pago, en control de la pro-
13
pia red, sin que su cumplimiento de-
pendiera de la voluntad de las partes,
tratándose de una transacción algorít-
micamente computarizada, de ahí el
valor que tiene, por ejemplo, Ethereum
al permitir la transferencia de cualquier
bien y no solo dinero, dando lugar a los
contratos inteligentes, que tanto se es-
tán explorando actualmente.
Dado que el código bitcoines abierto,
in num er abl es de sa rro ll ado re s h an
pretendido mejorarlo o expandirlo, mo-
dificando alguna de las reglas de su
protocolo o a través de otro modelo o
usando r eglas disti ntas, para crear
monedas o tokens distintos, denomi-
nados altcoins ( alternativecoins). Hoy,
existen más de mil criptomonedas que
representan un mercado de más de
14
220 billones de USD, sin perjuicio de
que muchas de las altcoins nos gene-
ran serias dudas sobre su verdadero
valor y la seriedad de su protocolo.
Debido a que consideramos que casi
todo activo (tangible e Nicopoly Chaqueta Ecocuero Mostaza Tipo Detalle Gamuza Nicopoly intangible) se
puede representar de forma digital (no
olvidemos que al final es un token),
incluyendo acciones o participaciones
en un proyecto, a través de las I CO
(Inicial CoinOffer), se ofrecen coins o
tokens –existe una discusión legal y
técnica sobre la diferencia de estos
elementos– para que cualquier perso-
na del mundo pueda adquirirlos como
un mecanismo de participación y fi-
nanciación en la correspondiente em-
presa o proyecto. Este mecanismo su-
12 Las partes en la red se denominan nodos y no existe un
límite de los mismos, al menos para las blockchain
públicas.
13 Existen muchas definiciones de contrato inteligente que
se apartan del uso de la tecnología Blockchain pero que
no consideramos se tratan efectivamente de contratos
inteligentes.
14 https://coinmarketcap.com/
13
SISTEMAS
Daniel Villarroel Barrera . Socio fundador de SurBTC y business partner de varios
proyectos de Blockchain y fintech. Abogado de la Universidad del Rosario, con un
Máster en Derecho Empresarial de la Universidad Autónoma de Madrid (España).
Cuenta con diversos estudios en Derecho Americano en el Southwestern Legal
Foundation. Ha sido profesor titular de pregrado y posgrado en las áreas de
derecho comercial y de empresa en la Facultad de Derecho de la Universidad del
Rosario, fellow del Center for American and International Law y conferencista de
temas de fintech, inversión y emprendimiento. Asimismo, ha sido profesor de la
Universidad de Los Andes, en el área de blockchain e innovación en educación
continuada. Es árbitro y secretario del Centro de Arbitraje de la Cámara de
Comercio. En la actualidad es socio de la firma VT A legal, encargado del área de
derecho financiero, de la industria de fintech y de nuevas tecnologías.
pera cualquier otro conocido, e incluso
hace ver al crowdfunding como obso-
leto. Las IC O han sido Camaleon Botin Roma Shoes Shoes Dorado Camaleon rvrPYfobjeto de re-
cientes pronunciamientos por varias
autoridades en distintos países, y frau-
des y scams de terceros no han dejado
de aparecer ante estas creaciones.
Sin lugar a dudas, no todo es perfecto,
la tecnología tiene problemas, la esca-
labilidad de la cadena de bloques, para
citar solamente uno; y como el dinero
no lo puede todo, no podemos preten-
der que Blockchain lo solucionará to-
do. Pero, piensa en dónde se necesita
contar con un récord de propiedad y/o
dónde más, una tercera parte de su-
pues ta co nfianz a no es requ erida .
Imagínate ese futuro y empieza a com-
prender la plenitud de las oportunida-
des de la tecnología Blockchain, que
tomará forma en términos no imagina-
dos.
14 SISTEMAS
Investigación
Introducción
La tecnología blockchain genera tanto
retos como expectativas en el contexto
del gremio de ingenieros de sistemas.
En este escenario fue puesta en mar-
cha una encuesta básica para conocer
el estado de conocimiento y desarrollo
de la tecnología, así como aquellos
elementos que pueden motivar una
mayor apropiación de dicho avance
tecnológico.
El estudio compuesto por diez (10)
preguntas buscaba explorar el terreno
de la tecnología blockchain en el gre-
Block chain en
Colombia:
perspectiv as y
algunas tendencias
Resumen
Este documento contempla un breve análisis de la encuesta realizada por la
Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas –ACIS–, sobre blockchain.
La investigación se desarrolló a través de la plataforma surveymonkey, abierta a
la Comunidad Virtual de esta entidad, durante el mes de noviembre de 2017. Los
resultados muestran algunas tendencias preliminares sobre el tema, un bajo
conocimiento de la tecnología de la cadena de bloques, su poca madurez y las
pocas iniciativas al respecto, en diferentes sectores.
Palabras Mostaza Nicopoly Ecocuero Detalle Tipo Nicopoly Chaqueta Gamuza clave
Cadena de bloques, blockchain, encuesta, tendencias, ingenieros.
Jeimy J. Cano M.
15
SISTEMAS
mio de los profesionales de las TIC, en
diferentes sectores de la economía del
país. Los interrogantes planteados
fueron:
1. En qué sector de la industria trabaja
usted:
a. Banca
b. Academia
c. Farmacéuticos
d. Salud
e. Militar
f. Seguros
g. T elecomunicaciones
h. Energía
i. Otro, indique:
2. Para usted, blockchain en su indus-
tria es: (marque las que considere con-
venientes)
a. Una amenaza
b. Una disrupción tecnológica
c. Una moda
d. Una oportunidad de negocio
e. Otra, detalle:
3. ¿Su empresa está considerando im-
plementar blockchain?
a. Si
b. No
c. No sabe
3.A Si la respuesta fue afirmativa, pue-
de indicar ¿en qué tipo de proyecto?
4. De lo que usted conoce sobre block-
chain , señale las oportunidades que
ofrece esta nueva tecnología: (marque
las que considere convenientes)
a. Confianza
b. Transparencia
c. Agilidad
d. Seguimiento
e. V alidación
f. Otra, indique:
5. De acuerdo con su conocimiento,
¿cuáles son los tres (3) sectores que
más se están movilizando para lanzar
iniciativas usando blockchain? (Mar-
que sólo 3):
a. Banca
b. Academia
c. Farmacéuticos
d. Salud
e. Militar
f. Seguros
g. T elecomunicaciones
h. Energía
i. Otro, indique:
6. Las criptomonedas (por ejemplo el
bitcoin ) son una de las implementa-
ciones más conocidas de la tecnología
blockchain . En este momento usted,
ha utilizado las criptomonedas para:
a. No he hecho uso de las criptomo-
nedas.
b. Hacer pagos de bienes o Orugged Bot Orugged Bot Orugged Bot Ewq4xvXgservicios
c. Hacer inversiones
d. Hacer contratos
e. Registrar escrituras
f. Pagar extorsiones por secuestro
de datos
g. Otro, indique:
7. El sector financiero ha empezado a
movilizar iniciativas utilizando la tecno-
logía blockchain. En qué condiciones,
usted estaría dispuesto a utilizar o sus-
cribir nuevos servicios financieros con
blockchain . Marque las que considere
convenientes:
a. Mayor seguridad en las transac-
ciones
b. Mejor soporte para el servicio
c. Simplificación de trámites
16 SISTEMAS
d. Personalización del servicio
e. Mayor agilidad del servicio
f. Otro, indique:
8. ¿Qué motivaría a su empresa para
movilizar proyectos utilizando block-
chain ?
a. Que hubiese iniciativas del gobier-
no o entidades del Estado.
b. Que hubiese mayores casos de
éxito en el país.
c. Que hubiese apoyo, asesoría y ca-
pacitación especializada en el te-
ma
d. Que hubiese mayor sensibilidad y
cultura sobre el tema.
e. Otro, indique:
9. Con relación al nivel de conocimien-
to y formación sobre la tecnología
blockchain que existe en las universi-
dades del país, usted piensa que:
a. Es escaso
b. No se conoce la tecnología
c. No hay profesores con el conoci-
miento
d. No se ofrecen cursos especializa-
dos
e. No hay implementaciones que
mostrar
f. Otro, indique:
10. Si definitivamente blockchain no es
una opción para su organización, pue-
de indicarnos ¿cuál(es) es(son) la ra-
zón(es)? (Marque las que considere
convenientes)
a. Poco conocimiento del tema
b. Poco interés en la temática
c. Se espera que madure la tecnolo-
gía
d. No se conocen los riesgos de la
tecnología
e. No hay interés por parte de los eje-
cutivos
f. Otro, indique:
Resultados de la encuesta
Luego de cerrar la encuesta en survey-
monkey , fueron contabilizadas 83 res-
puestas de los participantes. Si bien el
número de profesionales que partici-
paron puede resultar limitado, frente al
universo de ingenieros registrados en
la Asociación, los datos capturados y
su tabulación ofrecen algunas tenden-
cias interesantes para analizar.
Los resultados de la primera pregunta
indican una mayor participación de
sectores distintos a los tradicionales,
la academia y las telecomunicaciones,
como se observa en la figura 1.
Figura 1. Demografía de la participación
17
SISTEMAS
La segunda pregunta revela como es-
tán viendo desde cada industria la tec-
nología blockchain. Los resultados
marcan dos tendencias, en su orden:
como una oportunidad de negocio y
como una disrupción tecnológica, ver
figura 2.
Es interesante observar que la tecno-
logía de cadena de bloque puede abrir
posibilidades de negocio en el entorno
y es la motivación que los diferentes
sectores tienen en su radar. De igual
forma, que su utilización permite crear
escenarios y propuestas para cambiar
la manera de hacer las cosas, lo que
en últimas resulta en una transforma-
ción de la práctica vigente en un sector
y la renovación del status quo de una
industria o de una empresa.
La tercera pregunta indaga sobre la
implementación de la tecnología de
cadena de bloques. El 92,7% indica
QUE NO o que NO SABE si se van a
poner en marcha iniciativas en esta
temática. Respuesta que confirma el
bajo nivel de conocimiento y apropia-
ción de la Mostaza Gamuza Detalle Nicopoly Nicopoly Ecocuero Chaqueta Tipo tecnología.
Figura 2. Percepción de blockchain en las industrias
Figura 3. Beneficios de blockchain
18 SISTEMAS
La inquietud número cuatro se refiere
a las oportunidades y beneficios que
implica la implementación de la cade-
na de bloques. Las respuestas de los
encuestados se concentran en tres
elementos: agilidad de las operacio-
nes , validación de las acciones reali-
zadas y la confianza que se genera en
la relación entre pares participantes,
como se detalla en la figura 3.
La pregunta cinco revisa cuáles sec-
tores son los que más se están movili-
zando para concretar iniciativas utili-
zando la cadena bloques. Las res-
puestas establecen que la banca, las
telecomunicaciones y los seguros son
las tres industrias que a la fecha cuen-
tan con iniciativas de manera acelera-
da, con el fin de cambiar la forma de
hacer las cosas y establecer una reno-
vada relación con las expectativas de
los clientes. La figura 4 muestra los re-
sultados consolidados.
La sexta pregunta indaga sobre el uso
de las criptomonedas. Esta nueva for-
ma de transferir el valor ha venido ga-
nando terreno en la sociedad, configu-
rando todo un reto para las autorida-
Figura 4. Sectores que más avanzan en iniciativa con blockchain
Figura 5. Uso de las criptomonedas
19
SISTEMAS
des monetarias y financieras de los
países. Sobre este particular los en-
cuestados afirman que poco han he-
cho uso de ellas y los que las han usa-
do se concentran en hacer inversiones
y desarrollar contratos. No deja de
preocupar que algunos han realizado
pagos por extorsiones con datos, lo
que genera una lectura inadecuada de
esta tendencia en el público en gene-
ral, al asociarla con la delincuencia
organizada. La figura 5 ilustra los re-
sultados obtenidos sobre tales aspec-
tos.
La pregunta siete se concentra en las
iniciativas que viene desarrollando el
sector financiero con blockchain. Parti-
cularmente este interrogante busca
identificar en qué condiciones las per-
sonas estarían dispuestas a usar las
nuevas propuestas de la banca, basa-
das en la cadena de bloques. Las res-
puestas apuntan a: mayor seguridad
en las transacciones, simplificación de
trámites y mayor agilidad en el servi-
cio, como se observa en la figura 6.
El octavo cuestionamiento realizado
en la encuesta identifica aquellos as-
pectos que llevarían a las empresas a
desarrollar iniciativas con blockchain.
Los resultados reflejan tres aspectos
claves como son: que el gobierno mo-
vilice esfuerzos en este sentido ; que
haya mayor apoyo, asesoría y capaci-
tación especializados para el desarro-
llo de las propuestas y una mayor cul-
tura y sensibilización sobre esta tecno-
logía .
Llama la atención que las organiza-
ciones esperan que los gobiernos ha-
gan sus apuestas por este tipo de tec-
nologías, como base para avanzar en
proyectos encaminados a capitalizar
nuevas oportunidades de negocio. Lo
anterior, sugiere una prevención y dis-
creción de la empresa frente a la nove-
dad y los riesgos que supone una in-
versión en este tipo de iniciativas.
La pregunta nueve indaga sobre el ni-
vel de conocimiento y formación re-
queridos para avanzar en el país con
el uso de la tecnología de cadena de
bloques, los resultados señalan el po-
co entendimiento de la tecnología y la
falta de académicos y estudios realiza-
dos sobre el tema en el país.
Figura 6. Condiciones de adopción de iniciativas blockchain en el sector financiero
20 SISTEMAS
La figura 7 resume las respuestas a
esta inquietud.
Finalmente, la pregunta diez explora
sobre aquellos para quienes la tecno-
logía de cadena de bloques no es una
opción y cuáles son los argumentos
que sustentan su posición. Las res-
puestas, detalladas en la figura 8, es-
tablecen tres elementos claves: poco
conocimiento del tema, se espera ma-
yor madurez de la tecnología y bajo
interés de los ejecutivos.
Aunque estas respuestas por el mo-
mento limitan las iniciativas sobre la
cadena de bloques en algunas organi-
zaciones, establecen tres condiciones
básicas para que un proyecto de
blockchain se desarrolle en una orga-
nización: el entrenamiento y la capaci-
tación sobre implementaciones reales
de la tecnología, con pruebas concre-
tas de concepto; una mayor apropia-
ción de la tecnología por parte de los
especialistas tecnológicos y de nego-
cio; y una mayor alfabetización digital
para los ejecutivos en estos asuntos.
Factores determinantes para motivar
nuevas transformaciones en las em-
presas.
Reflexiones finales
La encuesta realizada por la Asocia-
ción Colombiana de Ingenieros de Sis-
temas –ACIS– sobre la percepción de
blockchain en el sector, establece una
visión general de las preocupaciones,
retos y tendencias en torno al uso de
esta nueva tecnología.
Los resultados muestran una posición
prudente de las empresas con relación
a la puesta en marcha de iniciativas,
además de una postura de observa-
ción activa de los avances, particular-
mente en el Estado, en procura de te-
ner una claridad previa a los proyectos
por desarrollar con base en la tecnolo-
gía de cadena de bloques.
Es claro que habrá nuevas apuestas
con el uso de la cadena de bloques
que crearán cambios disruptivos en
muchos sectores y cuando eso ocurra,
Figura 7. Nivel de conocimiento y formación en blockchain
Jeimy J. Cano M., Ph.D, CFE . Profesor Asociado. Escuela de Administración,
Universidad del Rosario. Ingeniero y Magíster en Ingeniería de Sistemas y
Computación por la Universidad de los Andes. Especialista en Derecho
Disciplinario de la Universidad Externado de Colombia. Ph.D in Business
Administration de Newport University, CA. USA. Profesional certificado como
Certified Fraud Examiner (CFE), por la Association of Certified Fraud Examiners.
Director de la Revista Sistemas de la Asociación Colombiana de Ingenieros de
Sistemas –ACIS-.
una nueva dinámica empresarial será
la que impulse la transformación digital
(WEF-Accenture, 2017) de las organi-
zaciones, y el centro de aquella serán
las expectativas de los clientes, quie-
nes serán sorprendidos positivamen-
te, con responsabilidad digital empre-
sarial y unas nuevas plataformas tec-
nológicas encaminadas a personalizar
su experiencia con el producto y/o ser-
vicio.
Referencias
WEF-Accenture (2017) Digital Trans-
formation Initiative. Research Do
cument . Recuperado de: http://re
por ts .we for um. org /d igi tal -tr ans fo r
mation
21
SISTEMAS
Cara y Sello
¿Control y poder ejercidos por todos?¿Si la información es
de todos, el poder quién lo ejerce? ¿La tecnología que los
soporta va más allá? ¿Por qué son satanizados y de pasada
la tecnología blockchain que los soporta? Varios consultores,
ingenieros de sistemas y un abogado profundizan en este
entorno invadido por interrogantes.
Sara Gallardo M.
Aunque la tecnología blockchain no es
nueva y goza de múltiples aplicacio-
nes, de acuerdo con los expertos en el
asunto, lo cierto es que despierta mu-
chas preguntas a diestra y siniestra,
especialmente cuando la discusión gi-
ra alrededor de los criptoactivos que
mueven el piso del manejo del poder y
el ejercicio de control.
Los cuestionamientos brotan en todas
direcciones: entre técnicos y no técni-
cos, en los círculos ciudadanos tenta-
dos por la Mostaza Nicopoly Tipo Gamuza Detalle Chaqueta Nicopoly Ecocuero posibilidad de triplicar sus
arcas, en los bufetes de abogados, en
el sector financiero, en el mundo de los
negocios y , por supuesto, entre quie-
nes ocupan las poltronas de los pode-
res ejecutivo, legislativo y judicial.
Y la Asociación Colombiana de Inge-
nieros de Sistemas (Acis), en su cali-
dad de gremio no podía mantenerse
ajena a analizar el ambiente. De ahí
que, a través de su revista Sistemas,
proporcionara el espacio para una edi-
22 SISTEMAS
T ensiones de los
criptoactiv os
ción dedicada a reflexionar sobre la
tecnología blockchain, sus implicacio-
nes y su alcance.
A la mesa de debate acudieron Mau-
ricio Pinzón González, director general
de Tecnología del Banco de la Repú-
blica; Rafael Hernando Gamboa Ber-
nate, abogado de Data & TIC Consul-
tores; Fabio Alexander Rojas Roldán,
director Information Risk Management
en K PMG ; Julio López Medina, con-
sultor de tecnología en Infuturo Pro-
yectos SA S; Juan Mario Posada Da-
za, gerente de Consultoría E Y (antes
Ernst & Young) y Luis Eduardo Daza
Giraldo, socio-oficial de cumplimiento
en SurBT C y exconsultor de la oficina
UN ODC de las Naciones Unidas .
“Esta edición está concentrada en el
reto que tienen todas las organizacio-
nes, en todos los ámbitos, sobre la tec-
nología blockchain o cadena de blo-
ques, considerando que implica retos
y significa un cambio de paradigma”,
manifestó el director de la revista Jei-
my J. Cano Martínez, como preámbulo
para formular la primera pregunta, en
su calidad de moderador.
¿El blockchain es una opción para
crear una nueva forma de interac-
ción entre las personas, los produc-
tos/servicios y las empresas?
Juan Mario Posada D.
Gerente de Consultoría
EY (antes Ernst & Y oung)
Definitivamente sí es una opción para
crear una nueva forma de interacción,
porque permea diferentes aristas de
los negocios y en las vidas personales.
Esta tecnología está siendo utilizada
hoy en día de diferentes formas, en los
contratos inteligentes, en la integra-
ción y monitoreo de todos los frente.
Desde esa perspectiva, sí es una nue-
va forma que va a demandar un alto
esfuerzo en evangelización, en inver-
sión en tecnologías, en gestión del
riesgo, porque es necesario que todos
los actor es inv olucra dos e ntiend an
cuáles son las precauciones que de-
ben tener en el momento de interac-
tuar, que conozcan cuáles son los be-
23
SISTEMAS
Rafael H. Gamboa B.
Juan Mario Posada D. Fabio A. Rojas R. Julio López M.
Mauricio Pinzón G. Luis Eduardo Daza G.
neficios y qué tipo de esfuerzos de-
mandan, desde el punto de vista tec-
nológico y de gestión de los riesgos.
Fabio A. Rojas R.
Director Information Risk
Management
KP MG
Blockchain ya está empezando a pro-
ducir cambios muy importantes en la
forma de interacción entre productos,
personas, servicios y empresas, pero
es necesario superar la idea de que
esta tecnología está asociada única-
mente al bitcoin; seguramente es la vía
por la cual se ha hecho más famosa,
pero sin duda no la única. El sector fi-
nanciero la explora fuertemente para
evitar intermediarios; asimismo, en el
sector asegurador mediante contratos
inteligentes, con el fin de ayudarse pa-
ra reducir el fraude; inclusive, en lo re-
lacionado con los vehículos autóno-
mos se exploran posibilidades de utili-
zar blockchain para autenticarse ante
el vehículo. Definitivamente, sí plantea
cambios dramáticos Chaqueta Tipo Gamuza Detalle Nicopoly Nicopoly Mostaza Ecocuero en la forma en
que interactúan las empresas con sus
clientes, en el desarrollo de productos
y hasta en la misma dinámica interna
de las organizaciones. Ethereum, por
ejemplo, es una compañía que adopta
blockchain para establecer su modelo
de procesos administrativos sobre la
base del consenso y colaboración, en
el momento de decidir cómo hacer sus
proyectos. Por todo lo anterior , esta
tecnología representa un potencial im-
portante para modificar la forma en
que las organizaciones funcionan y có-
mo interactuaremos con ella sus pro-
ductos y servicios.
24 SISTEMAS
Julio López M.
Consultor en T ecnología
Infuturo Proyectos SAS
Blockchain y bitcoin son dos temas
complet amente d iferente s. Conce n-
trándonos en la definición del primero,
destaco que se trata de una evolución
de las técnicas de administración de
datos: pasamos de bases de datos
centralizadas a bases de datos distri-
buidas y blockchain nos trae una nove-
dad que contempla la distribución de
copias de la base de datos, copias
completas, de tal manera, que esto
proporcionará una mayor robustez a
los sistemas de información. Además,
esta tecnología tiene otra caracterís-
tica y es que lleva la lista de todas las
tran sacci ones aso ciada s y a c ada
transacción se le asigna una llave ba-
sada en todas las anteriores. Esto le
da una seguridad adicional al sistema
y es que, por ejemplo, si se saca una
transacción de una base de datos fi-
nanciera, con blockchain nos vamos a
dar cuenta en forma inmediata de que
hay una descompensación dentro de
la cadena. Es así que contamos con
dos ventajas como la replicación distri-
buida de la base de datos completa,
sumada a la encripción y la seguridad
de que la cadena de transacciones es-
tá completa. Como todos los avances
tecn ológic os, conc eptua lmente son
sencillos. La pregunta es cómo nos va
a servir y cómo la vamos a utilizar. Hoy
en día se dice que con blockchain evi-
taremos los intermediarios, en lo que
se refiere a transacciones o “contra-
tos”, de tal manera que tener la cadena
de transacciones y los archivos pro-
pios encriptados permitirá asegurar la
interacción con una persona “conocida
en el sistema”, toda vez que el usuario
25
SISTEMAS
se identifica de manera virtual y puede
mantenerse anónimo. Por ejemplo, en
una transacción de finca raíz, poten-
cialmente ya no es necesario involu-
crar a la oficina de Registros Públicos y
será posible realizar la transacción en-
tre dos personas con la seguridad que
brinda el sistema por las razones téc-
nicas mencionadas. Se dice que desa-
parecerán las en tidades de control
para verificar la transacción realizada
a través de blockchain. No obstante,
en una transacción de finca raíz son
necesarias otras verificaciones y ante
el riesgo de suplantación, a pesar de
contar con billeteras electrónicas o ar-
chivos magnéticos o máquinas para
interactuar con esta tecnología, la su-
plantación permanece como riesgo.
Como siempre ha ocurrido con los
avan ces tecn ológ icos, no est amos
considerando blockchain en toda su
dimensión; no es el gran cambio ni
tampoco producirá en dos años la eli-
minación de muchos controles, pero
agilizará los tiempos de procesos hoy
en día burocráticos.
Rafael H. Gamboa B.
Abogado
Data &Tic Consultores
Solucio nes jur ídicas y tec nológica s
integrales
Blockchain es una forma de interac-
ción social, vivimos en una sociedad y
debemos tener claridad sobre las re-
glas con las que jugamos. En Derecho
hay un principio que dice: “el derecho
sigue a los hechos”, lo que quiere decir
que las normas lo único que hacen es
regular las situaciones que se presen-
tan. Y esta tecnología blockchain es un
nuevo entorno de interacción en el que
se elimina un tercero de confianza,
26 SISTEMAS
que existía en las anteriores formas de
int erac tuar de ntro de la soc ied ad.
Blockchain va a generar un ambiente
de confianza más seguro, en la me-
dida en que la tecnología misma la va a
soportar, por supuesto, con debilida-
des y falencias, Nicopoly Tipo Mostaza Ecocuero Chaqueta Nicopoly Detalle Gamuza porque no es inmune a
suplantaciones ni a hechos similares.
Es importante entender la evolución
de las transacciones en la humanidad.
La primera arrancó por intercambio de
elementos, una forma que cambió pa-
ra dar lugar a los documentos y meta-
les valioso s que rep resentaban los
bienes. Luego evolucionamos hacia la
banca central, porque era necesaria la
participación de un tercero de confian-
za. En las transacciones electrónicas
este tercero, en muchos casos, es una
entidad de certificación. Blockchain es
mucho más que criptomonedas y sí va
a generar una interacción y una satis-
facción más inmediata de las necesi-
dades de las personas que actuamos
en sociedad gracias a la tecnología.
Las normas deberán adaptarse a es-
tos nuevos desafíos para permitir el
funcionamiento de la sociedad.
Mauricio Pinzón G.
Director General de T ecnología
Banco de La República
La tecnología blockchain sí es una
nueva forma de interactuar. Y quiero
referirme a lo planteado sobre las co-
pias iguales o pedazos de copias para
cada uno, que permiten un lugar co-
mún para que diferentes actores en
Internet tengan la misma visión. El
comprador, el vendedor y probable-
mente el banco de cada uno de ellos
ven exactamente la misma base de
datos. O incluso cada persona puede
tener su copia y ser la dueña de sus
27
SISTEMAS
datos y propiedades digitales. Utilizo la
analogía con la “red del pescador”. In-
ternet es una red de comunicaciones
con resiliencia, equivalente a la red de
acueducto o de energía eléctrica. Cor-
tar un hilo no daña la red. La debilidad
en este momento son los sitios centra-
lizados, los nudos en los que reposa la
información centralizada que solo tie-
ne una compañía, un organismo, pero
que ahora gracias a las copias es mu-
cho más difícil dañar la “red del pesca-
dor”.
Jeimy J. Cano M.
De acuerdo con las respuestas es
claro que se trata de una nueva for-
ma de interacción que reta la forma
como nos relaciona mos hoy por
hoy. En ese orden de ideas ¿qué ha-
ría falta para que blockchain sea
una tecnología de uso masivo?
Fabio A. Rojas R.
Lo que haría falta es entender la tecno-
logía. W arren Edward Buffet decía “no
inviertas nunca en algo que no entien-
das”. Y el asunto con blockchain pare-
ce demasiado confuso, incluso para
individuos muy preparados, y hace
que el tema se trate fundamentalmen-
te desde el punto de vista técnico y no
desde todos los actores que pueden
participar en esta tecnología. Si bien
es cierto que hoy muchas personas
mueven millones y millones de dólares
sin comprender a profundidad cómo
funcionan todos los intermediarios, pa-
rece que ya se ha llegado a un nivel de
comodidad que les permite tratar con
confianza en este medio. Con relación
a bitcoin, por ejemplo, se percibe cada
vez un mayor interés en invertir en este
medio y las personas buscan enrique-
cerse de la misma forma que en 1994,
cuando empezó I nternet y muchos
pretendieron volverse millonarios con
la web 1.0, en su momento. Pero exis-
te una diferencia importante entre la
época de NetScape y la de blockchain.
Al principio, adentrarse en el mundo de
Internet también parecía una tare a
compleja, pero con el tiempo familiari-
zarse con la web resultó algo relativa-
mente sencillo y con hacer “clic secun-
dario - ver código fuente” era posible
obtener el código H TML y con algún
curso básico hasta podíamos construir
una pá gina web rápidam ente. Co n
blockchain y bitcoin muchos creen que
va a suceder lo mismo, pero la dife-
rencia radica en que hacer clic secun-
dario no será una alternativa para en-
tender tan fácil cómo es que todo fun-
ciona. La tecnología blockchain se es-
vendiendo con una idea muy altruis-
ta de que se van a eliminar los interme-
diarios; no hay entidades centrales de
control, pero pareciera que éstas se
cambian por la dependencia de un
equipo de expertos técnicos que ma-
nejan y entienden la tec nología. Y
cuando un inversor tiene problemas
con bitcoin y pierde dinero, le resulta
muy frustrante no poder determinar
por qué tuvo esas pérdidas y es posi-
ble que se vean poco inclinados a
adentrarse en este asunto, máxime
cuando esta tecnología se asocia más
con formas de hacer fraude, que con
maneras de prevenirlo y es más famo-
sa por su utilización para comprar dro-
gas, sexo y armas en la darkweb. Así
que deberíamos empezar por enten-
derla.
Juan Mario Posada D.
Este ciclo ya lo hemos experimentado.
Basta citar el momento en que nació el
e-commerce y había una gran incerti-
dumbre sobre si se iba a masificar y
cuándo las personas del común em-
pezarían a usar los beneficios de tales
ambientes. Y hoy vemos a un Amazon,
28 SISTEMAS
la compañía más grande de retail en el
mundo, por encima de muchas gran-
des superficies poderosas histórica-
mente. Y esto sucedió porque las per-
sonas aprendieron, no sólo sobre los
beneficios que les producía, sino que
empezaron a sentirse más seguras en
la medida en que el entorno empezó a
regular esa nueva modalidad de hacer
negocios. Y blockchain no dista mucho
de eso; en la medida en que las per-
sonas empiecen a entender cómo fun-
ciona, sin duda se va a masificar , por-
que ofrece inmediatez, seguridad, pri-
vacidad y comodidad, además de los
múltiples usos que tiene, como se ha
visto aquí con varios ejemplos.
Julio López M.
Me parece oportuno separar las cryp-
tocurrencies de la tecnología block-
chain . Es como si la discusión fuera
sobre la transmisión de videos por
Internet hace 20 años y la estuviéra-
mos confundiendo con la distribución
de pornografía, que es una de sus mu-
chas aplicaciones; el caso del bitcoin
hay que mirarlo con detenimiento por-
que su uso se asocia con delitos, pero
ese debate se dará más adelante. So-
bre el interrogante en torno a block-
chain pregunto: ¿por qué razón la es-
tán mirando las grandes firmas de tec-
nología, los bancos, las compañías de
seguros? No lo están haciendo por las
cryptocurrencies , éstas están muy le-
jos de las aplicaciones que la gente
técnica e stá observand o. Nosotros,
como ingenieros de sistemas, tene-
mos una responsabilidad en llevar el
verdadero concepto a la gente, para
diferenciar la pornografía de youtube,
a pesar de que ese espacio virtual per-
mita también tener videos y pornogra-
fía que el usuario clasifica. La tecnolo-
gía es una he rramienta ( no puede
clasificarse de legal o de ilegal) y lo
que se haga con ella es responsabili-
dad de quien la utiliza. En cuanto a la
masificación de blockchain hay una li-
mitación tecnológica de performance
muy grande. En el sector financiero la
infraestructura debe responder en se-
gundos a millones de transacciones
por minuto. Tener millones de transac-
ciones a nivel de blockchain, maneján-
dolas con copias en varios nodos, so-
brecarga cualquier sistema de proce-
samiento actual, por lo que creo que
no estamos técnicamente preparados
para su masificación . Noten que en el
caso de las cryptocurrencies, generar
la llave de encripción de una cadena
relativamente pequeña, es un trabajo
disputado por unos nodos, que se ha-
cen llam ar “mineros ” y nadi e sabe
quién se los gana; es un ejemplo sen-
cillo para ilustrar que este procesa-
miento no es tan fácil. En un block-
chain privado, con nodos privados, el
manejo del volumen y las C PU que se
requieren para ejecutar los algoritmos
de encripción y generar las llaves de
encripción, son un asunto muy com-
plejo; considero que esto no es rápido
ni eficiente en un entorno financiero,
con la tecnología actual. En un am-
biente de oficina de registros públicos,
las transacciones son relativamente li-
mitadas y el tiempo de respuesta no es
tan exigente como lo puede ser en el
sector financiero. Un ejemplo de masi-
ficación de la tecnología es la inteli-
gencia artificial, que data de mucho
antes de 1975 y no ha dado aún los
resultados esperados; en el caso de la
cuenta principalmente con herramien-
tas de ayuda a traductores.
Fabio A. Rojas R.
La inteligencia artificial puede llevar
muchos años, pero lo que impide lle-
gar a una masificación es precisamen-
29
SISTEMAS
te que no se entiende. Quizá para los
ingenieros el tema es más accesible,
pero para los dueños de las organiza-
ciones y quienes toman las decisiones
el tema es complejo y , en tal medida,
no lo van a poner en práctica por des-
conocimiento. Hablarles de que ahora
la confianza sobre las transacciones
se basará en unos “mineros” no pare-
ce la forma más práctica de iniciar un
proc eso d e mas ificac ión de block-
chain .
Julio López M.
Me permito disentir porque para masi-
ficar el uso de una tecnología sus
usuarios no tienen que conocerla a
fondo. Estamos utilizando los teléfo-
nos celulares y la transmisión de voz
sobre IP es un tratado en “chino” para
todos los usuarios. Hay una responsa-
bilidad de los técnicos. Indudablemen-
te, sí debe existir alguien que lo entien-
da para provecho de las organizacio-
nes, así que el gremio es el que tiene
tal responsabilidad de entenderlo y
aplicarlo bien, no los usuarios ni la
gente del común, quienes lo que nece-
sitan es ver resultados. Es necesario
aclarar el uso y ese es uno de los
objetivos de este foro y lo que persigue
Acis con la revista.
Rafael H. Gamboa B.
Existe un tema neurálgico, y es la rea-
lidad humana para generar cultura me-
diante el uso y la implementación de la
tecnología. Claramente, el normal de
los mortales no tiene ni idea sobre có-
mo funciona Internet o el mismo siste-
ma financiero, y funcionan porque con-
fiamos. La confianza es un asunto pre-
ponderante en algo o en alguien, llá-
mese Estado, Banca Central o tecno-
logía. Otro elemento que motiva el uso
de una tecnología es el grado de satis-
facción que genera. Y para la masifi-
cación es necesario generar cultura,
aprender de las lecciones anteriores.
El tema de la burbuja de finales del si-
glo 20, nos dejó enseñanzas bien im-
portantes y quedó clara una premisa
fundamental: cualquier desarrollo ge-
nerado debe generar ingreso, debe
ser un asunto económico que genere
un valor agregado para la empresa y
los usuarios. Debe ser atractiva y ahí
es do nde em pieza el va lor de los
emprendedores, que entiendan y utili-
cen esta nueva tecnología para volver-
la atractiva y de esa forma generen
demanda. De lo contrario, es muy difí-
cil y la tecnología desaparecerá como
en algún momento sucedió con WiMax
que dejó de existir , porque no era fun-
cional y sí demasiado costosa. Cultura
y satisfacción son dos de los concep-
tos más influyentes.
Mauricio Pinzón G.
Para uno entender algo se dice que es
necesario dictar clase al respecto. Una
anécdota para ilustrar la idea: en un
escenario de ingenieros, recién arma-
do este tema, preguntaba si sabían
que era un árbol de Merkle y me sor-
prendí porque menos del 5% de la au-
diencia lo identificaba y descubrí que
yo tampoco lo había entendido bien.
Otro ejemplo, en el momento que no-
sotros firmamos el acuerdo con la fir-
ma R3, que tiene una plataforma tec-
nológica denominada Corda y que en-
tra dentro de la sombrilla de block-
chain , desconocíamos que en esta ar-
quitectura las copias de las bases de
datos no se sincronizan usando la idea
de la Detalle Chaqueta Tipo Mostaza Ecocuero Gamuza Nicopoly Nicopoly cadena de bloques y proof-of-
work , sino usando el concepto de no-
tarías. Incluso las copias en cada nodo
no son idénticas por razones de priva-
cidad y eficiencia. En resumen, hay di-
ferentes propuestas acerca del alcan-
ce de la privacidad, los roles y las for-
30 SISTEMAS
mas de hacer consenso en el mundo
de la descentralización de las bases
de datos Distributed Ledger T echno-
logy (DLT) que estamos agrupando
bajo el término blockchain. En mi opi-
nión, es mandatorio para los ingenie-
ros de sistemas entender el “paper Na-
kamoto” de bitcoin y la propuesta del
“White paper de Ethereum.
Jeimy J. Cano M.
¿Qué conocimiento deben tener los
ingenieros para apropiarse y desa-
rrollar nuevas opciones con block-
chain? ¿Están preparados en las
organizaciones para potenciar su
uso?
Juan Mario Posada D.
Hace unos meses asistí a una Junta
Directiva de una de las grandes em-
presas del país y me gustaría iniciar mi
intervención formulándoles una pre-
gunta: ¿cuánto tiempo hace que ha-
blamos de la nube? Entre 10 y 12
años. Y me sorprendió que uno de los
miembros de dicha Junta, al referirnos
a la seguridad en la Tipo Detalle Nicopoly Mostaza Gamuza Ecocuero Nicopoly Chaqueta nube interpeló: -
¿Qué tanto dista este concepto de nu-
be de los dos datacenters que debo te-
ner para que uno respalde al otro? Y la
respuesta es que no es mucha la dife-
rencia entre uno y otro. Y lo cito porque
a pesar de tratarse de una tecnología
que lleva ese tiempo y que se ha masi-
ficado, todavía hay muchas personas
que tienen muchas inquietudes sobre
cómo funciona. Y las organizaciones
se han “montado en el bus” de la nube,
sin conocer bien sus implicaciones.
Luego si nos preguntamos si están
preparadas las empresas para poner
en marcha el uso de blockchain, pro-
bablemente la respuesta es no. Pero,
no tienen que estar preparadas, segu-
ramente van a enc ontrar desafío s,
31
SISTEMAS
riesgos, implicaciones en la adopción
de blockchain como un modelo de ne-
gocio y de transacciones, pero no tie-
nen que estarlo y no lo están, como
tampoco estamos preparados, ni si-
quiera en esta mesa para afirmar en
forma vehem ente q ue en tendemos
completamente el concepto de block-
chain . Lo cierto es que las compañías
tendrán que afrontar lo que significa su
uso, de una forma más proactiva. La
realidad nos muestra que las organi-
zaciones no actúan en estos temas de
adopción de tecnologías y en los nue-
vos modelos en esa forma, sino que
los asumen y de acuerdo con los obs-
táculos que van encontrando por el ca-
mino pr oponen dis tintas so luciones
para seguir “montados en ese bus”.
Fabio A. Rojas R.
Las organizaciones no están prepara-
das para adoptar blockchain . En
KP MG tenemos una alianza con Mi-
crosoft en torno a esta tecnología, en
la que se han montado nodos en algu-
nos países, orientados a explorar en
conjunto con las empresas, ideas y
casos de uso para blockchain. Y lo que
observamos es que las compañías pri-
mero quieren resolver sus dudas so-
bre cómo funciona y de que trata esta
tecnología. Y cuando empiezan a en-
tender que tiene mucho más posibili-
dades que el bitcoin, les parece muy
atractiva, pero surgen muchas incóg-
nitas que no están resueltas y dificul-
tan su adopción. Se preguntan si son
necesarios nuevos socios de negocios
para la adopción, cuál es el modelo de
negocio en ese entorno y cuánto es-
fuerzo requiere el tratamiento de los
riesgos asociados, por ejemplo, con la
privacidad. Blockchain ¿podrá exce-
der las capacidades de la empresa?
T al vez, lo mismo que ha ocurrido con
algunas organizaciones que adoptan
SA P , bien sea que subutilizan la herra-
mienta por desconocimiento o simple-
mente porque la organización no tiene
las capacidades para operar al nivel
que ella lo exige. Estas incógnitas sur-
gen al hablar de ese tipo de tecno-
logías. En resumen, quienes toman las
decisiones en las organizaciones, por
el desconocimiento e incertidumbre al-
rededor de blockchain, no están pre-
parados para su adopción en este mo-
mento. Coincido en que al final si ge-
nera los beneficios y es suficiente-
mente atractiva, de la misma manera
como Internet o cualquier otra tecnolo-
gía lo fueron, pues la adoptarán, pero
no en este momento. Asumirán los
riesgos o lo harán por moda, por la
competencia, habrá casos de éxito
que les ayudarán o gobiernos que la
impulsen como lo ha hecho Canadá.
Julio López M.
El blockchain tiene un gran inhibidor
en su aplicación y es la asociación con
bitcoin . Mientras exista esa relación,
mucha gente va a abstenerse de su
adopción; es necesario sobrepasar tal
inhibidor. Considero que blockchain es
una tecnología base y nunca me pre-
gunté si las organizaciones estaban
preparadas o no para las bases de da-
tos, cuando no existían muchos pro-
ductos comerciales de hoy día, o si al-
guna vez estuvieron preparadas para
los cubos u otros avances tecnológi-
cos. Con una apl icación específi ca
como el correo electrónico, nos pre-
guntábamos si había preparación en
las compañías para su puesta en mar-
cha y nos costó mucho trabajo su intro-
ducción, algo que hoy vemos tan intui-
tivo. Así que la pregunta no me inquie-
ta. Por otro lado, blockchain está en un
desarrollo muy incipiente, y todavía no
hemos visto todas las aristas ni las
ventajas ni los usos que contempla,
32 SISTEMAS
hecho que va a limitar su aplicación en
las organizaciones. Un concepto técni-
co y tecnologías en proceso de desa-
rrollo, dificultan su apropiación y por
ende su aplicación.
Rafael H. Gamboa B.
Frente a la pregunta, otra pregunta:
¿estaban preparadas las empresas
para Internet y el correo electrónico, en
los años 90? La respuesta es no, la
adaptación e interiorización de Inter-
net, fue el resultado de un proceso que
generó cultura y satisfacción de los
intereses de las empresas y los usua-
rios. Con relación a blockchain, la res-
puesta, en la misma línea es un no
contundente, porque las empresas no
saben a ciencia cierta para qué sirve.
Las com pañí as s e “a rrie sgar án” a
blockchain, cuando valoren los even-
tuales riesgos, toda vez que si genera
interés y satisfacción a la empresa y a
los usuarios, además de una reduc-
ción de costos, sin duda la adoptarán
en su actividad. Hoy por hoy los abo-
gados, administradores y quienes par-
ticipamos en una organización tene-
mos que ser trilingües, para entender:
(i) el negocio y producir ganancia, (ii) la
tecnología y (iii) una parte transversal
que soporta los dos anteriores (tecno-
logía y negocio) y son los aspectos le-
gales.
Mauricio Pinzón G.
T engo 57 años y varias tías que me lle-
van algunos más. Nunca les pregunté
a ellas si estaban preparadas para
usar WhatsApp y crearon un grupo y
“charlan” entre ellas sin preguntarse
cómo funciona. Este asunto está rela-
cionado con la pregunta: ¿Están pre-
parados en las organizaciones para
potenciar su uso? Uno no pregunta so-
bre la preparación. Uno muestra el ca-
so de uso y muestra el beneficio de la
tecnología para la organización. Hace
poco tuve la oportunidad de ver tres
bancos brasileños compartiendo la ba-
se de datos de los clientes, todos con
la misma copia, pero son los clientes
quienes deciden qué banco puede leer
sus datos personales. Es un ejercicio
bonito porque unifica las diferentes ba-
ses de datos personales y empodera
al cliente sobre la propiedad de éstos.
Este es un caso de uso interesante pa-
ra referirse al blockchain, en la medida
que se trata de organizaciones que en
lugar de competir, construyen colecti-
vamente esta base de datos unificada
para ganancia de todas las partes. En
resumen, lo que hay que mostrar a la
organización es el beneficio de block-
chain , tal como mis tías vieron las bon-
dades del grupo en WhatsApp.
Jeimy J. Cano M.
La pregunta anterior nos reveló di-
ferentes opciones sobre la tecnolo-
gía blockchain. Las organizaciones
van a asumir los riesgos. El elemen-
to clave de dicha pregunta se cifra
en mostrar el caso de uso, ejemplo
para que las organi zacion es co-
miencen a “tocar” con elementos
concretos cómo funciona para ma-
teriali zarla e n un caso concret o.
Después de contextualizar el tema
del blockchain, vamos a las cripto-
monedas como la aplicación más
visible en la tecnología que hoy nos
ocupa. ¿Las criptomonedas repre-
sentan r ealmente un a disrupción
tecnológica o una disrupción so-
cial? ¿Son las criptomonedas una
nueva forma de activos que debe-
mos regular y desarrollar?
Fabio Rojas R.
Primero que todo estoy de acuerdo en
que las criptomonedas, especialmente
bitcoin , son inhibidores y a la vez im-
33
SISTEMAS
pulsores, por algún lado hay que em-
pezar. No es posible comenzar a ha-
blar de blockchain y al mismo tiempo
sobre 250 aplicaciones, porque eso
generaría mayor confusión. Es nece-
sario comenzar por alguna aplicación
y el bitcoin ha despertado el interés y
así como tiene su lado preocupante,
también tiene el lado que motiva a los
Gobiernos, a las organizaciones y a
escenarios como este para empezar a
hablar del asunto. No me parece nega-
tivo que se aborde desde la óptica del
bitcoin . Considero que es un disruptor
desde el punto de vista social y tecno-
lógico. Bitcoin, sustentado en block-
chain , puede contribuir de manera im-
portante a mejorar la confianza perdi-
da desde los problemas financieros de
2008; blockchain pone actores como
las m atemátic as, la cript ografía, la
informática, de la mano de otros como
la confianza y transparencia, haciendo
que éstos últimos, se conviertan en un
actor (no de reparto) no sólo deseable,
sino indispensable (protagónico).
La tecnología blockchain y el bitcoin
requieren de la confianza para lograr la
participación efectiva de los involucra-
dos; desde ese punto de vista es real-
mente disruptiva, porque hace que el
comportamiento transparente de la so-
ciedad empiece a ser un condicionan-
te para participar del modelo y no sim-
plemente algo que está descrito o im-
plícito, pero que con facilidad es posi-
ble que se pierda o se sobrepase. Des-
de el punto de vista de las tecnologías
que están por detrás de bitcoin no ne-
cesariamente me parece que son dis-
ruptivas, hablar de PKI, hash y compu-
tación distribuida no es precisamente
una novedad hoy en día, pero la forma
en que están organizadas para operar
sobre la base del consenso, sí me pa-
rece una idea totalmente disruptiva.
Juan Mario Posada D.
Las criptomonedas representan una
disrupción social y tecnológica y lo afir-
mo de manera contundente. Lamenta-
blemente y como hemos venido men-
cionando, las criptomonedas tienen
que empezar a luchar contra su mala
reputación. Entre mayo y julio de este
año tuvimos los casos de publicidad
negativa más grande de las criptomo-
nedas con los casos de Wanna Cry y
Pethya , los cuales afectaron todos los
sectores de la industria y todos los paí-
ses, y lo que uno siempre encontraba
en los titulares de las noticias era que
la extorsión para recuperar los datos
oscilaba entre 100 y 300 dólares repre-
sentados en bitcoins. La lectura de una
persona del común es que el bitcoin es
usado por los delincuentes. Y esto ge-
nera una disrupción social en el senti-
do de que para muchos será necesario
entender bien qué son las criptomo-
nedas y qué usos se les puede dar. Y
para entender sus usos positivos jue-
gan el entendimiento y la aplicación de
las tecnologías. La masificación de es-
tos asuntos que hoy se asocian con el
crimen, la suplantación de identidad,
con la darkweb y tantas otras posibili-
dades. Desde esa perspectiva es ne-
cesario que el mundo entero entienda
cuáles son los usos y no me refiero a
los ingenieros y técnicos que saben
cómo operan las criptomonedas, sino
al potencial consumidor para las tran-
sacciones del día a día.
Julio López M.
Así como en el momento de hablar de
blockchain les pedía que separáramos
ese tema del bitcoin, en esta pregunta
sobre las criptomonedas, también de-
beríamos hacerlo y así separar las
cryptocurrencies de sus tecnologías
de base. Independientemente de la
tecnología debemos entender lo que
34 SISTEMAS
significa bitcoin, preguntarnos si eso
genera o es una disrupción. Se trata de
un título valor , no es un activo; desde el
punto de vista legal quiere decir que yo
tengo un título digital y las personas le
asocian un valor . Dicho título valor tie-
ne una característica especial y es que
no tiene ningún respaldo, además de
no saber quién lo emite. Una de las
principales características de su uso
es el anonimato: todas las transaccio-
nes son anónimas. No existe ningún
control. Es un título cuyo valor se basa
en la especulación. ¿Qué define si el
bitcoin sube o baja de precio? Lo que
la gente esté dispuesta a pagar. Y , adi-
cionalmente, los bitcoins se generan y
se multiplican en unos nodos que lla-
man “mineros”, pero nadie puede decir
en dónde están ubicados ni a quién le
corresponden, ni por qué razón en el
momento de una transacción de cen-
tavos de bitcoin se genera un bitcoin
completo para el “minero” que la está
generando y que encontró la llave an-
tes que los demás. Hay unos pocos a
quienes les venden la idea de que ellos
pueden ser “mineros” con máquinas
de dos mil dólares, con el argumento
de que con eso son como los mineros
del viejo oeste en California. El anoni-
mato en su uso y su generación hace
que la lectura del uso del bitcoin, (no
sólo por la gente de la calle, sino por la
gente técnica, experta, por el sector fi-
nanciero), es que se presta para acti-
vidades delincuenciales. Cuando se
observa que la moneda preferida con
la que se transan drogas ilegales, ar-
mas, con la que se pagan secuestros
( ransomware ) es el bitcoin, quienes te-
níamos alguna duda al respecto, con-
firmamos su carácter delictivo. El he-
cho de que su valor se basa en espe-
culación genera todavía más temor;
aun cuando sabemos cómo se define
el valor de la acción de una empresa,
no s e nc on tr am os c on va lo re s de
acciones que han sido manipuladas
por ochenta veces su valor, para timar
a los pequeños inversionistas con o sin
participación de intermediarios finan-
cieros, en donde la queja final es pre-
guntar por la presencia de la Superin-
tendencia Financiera, en términos de
protección. Como técnicos insisto en
que tenemos una responsabilidad en
el sentido de aclararles a los inversio-
nistas cómo se manipula el precio del
bitcoin y de qué depende. Las burbu-
jas nombradas pueden repetirse en el
entorno del bitcoin. En este momento
existen 900 o más cryptocurrencies y
en la red probablemente un número
mayor y dentro de muy poco tiempo
podrán existir nueve mil. Si no tene-
mos control sobre el mundo real por
parte de la Superintendencia Finan-
ciera, ¿cómo será en la virtualidad?
Me sorprenden los auditores Nicopoly Nicopoly Gamuza Mostaza Tipo Chaqueta Ecocuero Detalle y cono-
cedores de riesgos promocionando el
bitcoin . Desde esta perspectiva, ad-
vierto sobre el riesgo y la necesidad de
ilustrar a las personas sobre los peli-
gros que corren sus inversiones en
cryptocurrencies . Hay quienes han ca-
lificado las criptomonedas como un
sistema Ponzi, una pirámide; soy un
convencido de tal situación y espero
que alguno de los presentes me haga
ver lo contrario. La principal disrupción
en este entorno, son las monedas digi-
tales, pero no las basadas en especu-
lación ni en la falta de control. Estoy
seguro de que en el país hoy en día se
transa diez veces más el dinero elec-
trónico que en físico, en papel. Pronto
vamos a concluir que no necesitamos
el dinero en papel, pero la entidad
central que controle cuánto dinero está
circulando por el medio para no hacer-
le daño a una sociedad, generando pa-
peles virtuales que no tienen ningún
respaldo y no corresponden con un de-
35
SISTEMAS
sarrollo social. De ahí surge otra in-
quietud en la que sí está la disrupción
con las cryptocurrencies y es en la
generación de valor . ¿Cómo se genera
valor en la Tipo Mostaza Nicopoly Detalle Ecocuero Gamuza Chaqueta Nicopoly sociedad? Inicialmente se
generaba por trueque, mediante el in-
tercambio, y dependiendo del entorno,
se establecían las condiciones de di-
cho intercambio. Luego surgió la mo-
neda de cambio y llegó el oro, estable-
cido como la manera de generar valor
y se trataba de encontrar esos metales
preciosos. Más tarde vino el papel mo-
neda para guardar el oro y no manipu-
larlo. Hoy en día nos preguntamos ¿le
estamos reconociendo generación de
valor a un computador que encuentra
una llave de encripción? Como otro te-
ma asociado a considerar , señalo que
no debería existir temor por decir “ten-
go un determinado número de bit-
coin s” e incluirlos en la declaración de
renta y , al final del año, indicar la venta
y la ganancia de los mismos. No debe-
ría existir problema. ¿Se declaran los
valores en cryptocurrencies?
Rafael H. Gamboa B.
Definitivamente, cada vez que surge
un nuevo entorno tecnológico se gene-
ra una disrupción tecnológica por la
potencialidad que producen los dife-
rentes tipos de opciones; y en lo social,
por la expectativa, la emoción que ge-
nera de enriquecimiento rápido, de te-
ner algo novedoso y vanguardista. Y
no nos detenemos a pensar en el real
valor económico que tiene ni en un
asunto neurálgico como la confianza.
Cuando hablamos de criptomonedas,
como ya se ha mencionado, clara-
mente comenzaron con “el pie izquier-
do”. El mundo conoció la potencialidad
de las criptomonedas, como conse-
cuencia de la página web silkroad, pa-
ra comercializar drogas, armas, porno-
grafía, dándole un empujón al anoni-
mato que siempre se busca en Inter-
net. El bitcoin tiene valor porque tiene
demanda. Se han mencionado ele-
mentos que generan valor, confianza y
control co mo el siste ma financiero.
¿Por qué confiamos en que una tran-
sacción virtual de determinado valor,
es cierta en el pantallazo que la so-
porta? Es porque alguien está regu-
lando el sistema financiero, la Banca
Central o la Superfinanciera. Esta últi-
ma entidad ha señalado que los bit-
coin s no son una moneda real, porque
no cuenta con respaldo, no tiene poder
liberatorio. La define como un commo-
dity , un bien que puede transarse sin
equivalencia a un billete o a una tran-
sacción electrónica. ¿Cuál es el res-
paldo real de una bitcoin? Una deman-
da creciente generada por la sociedad.
En tal sentido no se trata de adoptarlas
ni tampoco de desecharlas. Existe un
aspecto jurídico que no se puede des-
conocer, lo que buscan las normas es
establecer un marco de confianza, si
ocurriera una burbuja y no hay control
por parte del ente estatal, la respon-
sabilidad se le atribuiría al Estado. Es
necesario un marco jurídico, para pre-
servar la salud del sector financiero co-
lombiano y para garantizar la seguri-
dad de todos los ciudadanos del país.
Mauricio Pinzón G.
Me despojo del “gorro” de ingeniero
para hablar como empleado de banco
central. El dinero impreso o papel mo-
neda, no es ni el 10% de la masa mo-
netaria del país, el resto es digital des-
de finales de los años ochenta, cuando
se usaba el término “desmaterializar”.
En aquel entonces todos los papeles
que representaban valor como títulos y
efectivo fueron digitalizados. El dinero,
respaldado por un país o un banco
central ya es digital. Con respecto a si
las criptomonedas representan real-
36 SISTEMAS
mente una disrupción tecnológica o
una disrupción social, yo diría que si
estuviéramos en la época de las caver-
nas y preguntaran si la sal es un asun-
to disruptivo en términos sociales y de
avance, la respuesta es sí, en los dos
aspectos . T ec nológicam ente desc u-
brimos la sal y socialmente adquirimos
confianza en que la sal tenía valor más
allá de sus propiedades físicas. No es
posible comer sal ni oro ni papel mo-
neda, como tampoco criptomonedas,
pero son tecnologías que sirven para
representar valor y alrededor de las
cuales se genera confianza. Por ejem-
plo, un papel moneda lo cargamos en
la billetera por la confianza que des-
pierta en nosotros quién respalda ese
papel. Si tengo un millón de pesos co-
lombianos y debo escoger entre com-
prar francos suizos, oro, criptomone-
das o bolívares ¿cuál sería mi prefe-
rencia? Hoy , a pesar de la existencia
de los países, bancos y reguladores
(eje mplo : S uper finan cier a), exi sten
personas que guardan su dinero o sus
joyas debajo del colchón y lo hacen
pensando por fuera de este conjunto
de actores. Mi respuesta es sí, las crip-
tomonedas son una disrupción social y
tecnológica, tanto como cualquier otra
tecnología de representación de valor .
Y , sobre si las criptomonedas son una
nueva forma de activos que debemos
regular y desarrollar, es como si en el
momento que apareció el oro, las tri-
bus trataran de regular la confianza
que todas le tenían a este metal. Las
criptomonedas nacieron después del
año 2008, luego de la crisis en que mu-
chas personas perdieran dinero y por
ende confianza en gobiernos y en ban-
cos. Esa confianza busca otros cam-
pos. Eventualmente, cada país regula-
solamente lo que pueda controlar.
Luis Eduardo Daza G.
Socio-Oficial de Cumplimiento
SurBT C
Profesor de la Universidad Javeriana
Exconsultor de la oficina UN ODC de
las Naciones Unidas
37
SISTEMAS
Aunque profesionalmente tengo va-
rias “camisetas puestas”, hoy estoy
como socio y oficial de cumplimiento
de Sur BTC , una compañía chilena
que ofrece su plataforma tecnológica
para comprar y vender (Exchange) Bit-
coin y Ethereum, la cual abrió opera-
ciones en Chile, Perú y Colombia y es-
tá a bri endo esp acio en Arg ent ina.
T ambién he sido banquero, regulador,
subdirector de la UI AF y consultor de
Naciones Unidas en temas de antila-
vado y de riesgo. Con este preámbulo
responderé las siguientes preguntas:
¿las criptomonedas representan real-
mente una disrupción tecnológica o
una disrupción social? ¿Son las cripto-
monedas una nueva forma de activos
que debemos regular y desarrollar? La
respuesta es que corresponden a los
dos tipos de disrupción y para enten-
derlo hago referencia a dos fuentes
muy serias: Sormani Sandalia Negra Sormani Sormani Sandalia nxq0TqPgwla primera es el Manual de
Oslo publicado por la O CDE y Euros-
tat en el que se definen cuatro tipos de
innovación relacionadas con producto,
proceso, organizativa y de mercado-
tecnia. Claramente, lo que está pasan-
do con la tecnología blockchain y es-
pecialmente bitcoin cumple con las ca-
racterísticas de innovación que define
dicho manual. Bitcoin es un ejemplo de
algo innovador . La segunda fuente se-
ria para afirmar que es disrupción tec-
nológica y social es Clayton Christen-
sen, una de las autoridades en el tema
de innovación. Según Christensen, la
innovación puede ser disruptiva, incre-
mental o evolutiva; la incremental me-
jora algo que ya existe con tecnología,
y la evolutiva busca llegar a algún nue-
vo mercado o producto, mejorando las
condiciones de algo actual. La disrup-
tiva es aquella en la que existe algo
realmente novedoso que surge lenta-
mente y luego crece muy rápido. Y es
ahí donde precisamente encajan bit-
coin y la tecnología blockchain . En
otras palabras, según Christensen, es
algo que comienza con pocos jugado-
res en el mercado y el componente
tecnológico es lo que lo caracteriza.
Además, tiene la ventaja de crecer
muy rápidamente y posicionarse al
mismo ritmo. Además, existe también
un caso de estudio realizado por unos
estudiantes del MBA de la Universidad
Javeriana que confirma que bitcoin es
una innovación disruptiva, que tam-
bién sirve de referencia. Aún no es pú-
blico, pero muy pronto se podrá con-
sultar. Además, disrupción social es
aquella que busca resolver un proble-
ma social, como la escasez o calidad
del agua, problemas de alimentación,
contaminación, la calidad de vida de
las personas, el transporte, entre otros
asuntos. Y también blockchain y bit-
coin encajan en una forma de innova-
ción social, con varios ejemplos a citar.
Uno muy claro es la identificación en
algunos países africanos, en donde no
tienen una identificación o pasaporte
como nosotros y se ha utilizado la tec-
nología blockchain para el reconoci-
miento y registro inmodificable de las
personas, entre otros ejemplos. T e-
niendo en cuenta esto y la tecnología
blockchain a través de bitcoin , el reto
como innovación social para Colombia
ha sido el acceso a internet y el nivel de
acceso al sistema financiero formal
(bancarización). Según algunos datos
conocidos, Asobancari a señala que
aproximadamente un 72% de la pobla-
ción colo mbiana está banc arizad a;
medida como aquella persona que ha
usado un producto financiero durante
los últimos tres meses. El otro aspecto
es el nivel de Internet. Según datos de
Mintic, el país tiene un nivel de pene-
tración aproximada del 52%. Por lo
tanto, estos indicadores inciden direc-
38 SISTEMAS
tamente en desarrollo de proyectos de
innovación social que propongan solu-
ciones a problemas de la base de la
pirámide. Y algo claramente disruptivo
en el tema de bitcoin es la inclusión fi-
nanciera. ¿Cuántas personas en Co-
lombia tienen una tarjeta de crédito? Y
la mayor forma de comprar a través de
Internet es con tarjeta de crédito. En
Latinoamérica se ha dado una gran
exclusión a este mundo de compras
digitales, porque las personas que no
tienen tarjeta de crédito, no pueden
acc eder. En con sec uenc ia, bitcoin
ofrece una alternativa para hacerlo. Es
una tecnología en la que, por medio de
un teléfono y una conexión a la red, po-
dría tener esa inclusión financiera. Por
otro lado, en este momento existen
mil 281 criptomonedas, un mercado
que hoy vale 209 billones de dólares y
si en media hora se hiciera una consul-
ta, llegarían seguramente a mil 500.En
cuanto a la regulación, lo que propon-
go es que debería darse en varias eta-
pas. Hay que regular, autorregular o
desregular en algunos casos en los
que hay concentración, para que la
tecnología de la que estamos hablan-
do funcione. Existen ejemplos en algu-
nos países como Estonia, con proyec-
tos de Gobierno que permitieron adop-
tar la tecnología blockchain y las com-
pañías pueden registrarse y es posible
pagar impuestos. Estonia forma parte
de la economía denominada D5 o “Di-
gital five”; son cinco países que se pu-
sieron de acu erdo par a desarr ollar
proyectos de Gobierno en esa dire-
cción. Existe también una regulación
moderada, con la libertad para la tec-
nología y el desarrollo de negocios
sometidos a un seguimiento y después
de dos años, las autoridades entran a
regular. En Colombia se debe regular
no la tecnología, pero sí algunos acto-
res. Hay 10 Superintendencias en el
país en las que se supone que existe
una regulación para ciertas activida-
des económicas y empresariales, al-
gunas de ellas mucho más fuertes que
otras. La Superfinanciera es la más re-
presentativa en ese sentido.
Jeimy J. Cano M.
Es evidente que los contextos so-
cial y tecnológico están fusionados
y aparecerán mayores retos para
las personas, la tecnología y las em-
pre sa s. El me rca do de bi tco ins
cuesta billones de dólares en este
momento. En otra dirección, ¿qué
conocimiento deben tener los inge-
nieros para apropiarse y desarrollar
nuevas opciones con blockchain?
Juan Mario Posada D.
Uno de los grandes desafíos que tene-
mos los ingenieros es la adaptabilidad,
en el sentido de que cuando tenemos
un perfil técnico nos acostumbramos a
operar en ciertas condiciones y cuan-
do llega una disrupción fuerte como la
que están trayendo blockchain y las
criptomonedas, tendemos a enfocar-
nos mucho en los defectos y dejamos
de ver sus virtudes. Ya decíamos que
estas nuevas tecnologías traen inme-
diatez, ayudan a fortalecer la confian-
za, la seguridad, la globalización y de-
finitivamente si los ingenieros no nos
adaptamos en conocimiento y en la
disp osici ón p ara el c ambio , di fícil -
mente vamos a lograr ser esos actores
o mediadores entre la tecnología y la
sociedad, papel fundamental que te-
nemos cuando contamos con el privi-
legio de disponer de ciertos conoci-
mientos técnicos que nos ayudan a
entender mejor los cambios tecnoló-
gicos de los últimos años. La tecnolo-
gía por su dinámica nos mantiene en
un permanente desafío. Naturalmen-
te, debemos conocer la tecnología que
39
SISTEMAS
respalda los modelos de blockchain y
las criptomonedas para lograr el enla-
ce entre éstas y la sociedad, para favo-
recer las condiciones bajo las cuales
se adoptan las nuevas formas de ha-
cer negocios. De lo contrario, nuestro
papel será inocuo, en la medida en que
vamos a pa sar des apercibi dos. L a
resistencia al cambio lo único que ha-
ce es entorpecer lo inevitable que, en
este caso es un gran volumen de ne-
gocios sujetos a los principios que
ofrecen estas nuevas tecnologías.
Jeimy J. Cano M.
¿En las universidades se están pro-
porcionando los conocimientos ne-
cesarios sobre estas tecnologías?
Juan Mario Posada D.
El desafío en las universidades es pro-
porcionar las bases desde el punto de
vista técnico, ético y moral. No creo
que todas las universidades lo estén
haciendo pero, sin duda, una de las
car acte rís tica s de la Aca dem ia es
abordar algunas de estas